Recomendaciones

publicado en: Perú, Viajes | 0
ANTES DEL VIAJE
Es importante preparar el viaje con tiempo si quieres encontrar vuelos a un precio económico y sobretodo reservar con antelación los ‘Pasajes’ a Machupichu (de visita obligada) y otros lugares que precisan reserva con antelación:
  • Hyguanapichu: Con unos o dos meses de antelación.
  • Camino Inca: Al menos 6 meses de antelación.
  • Camino Salkantay: No precisa reserva y es una excelente alternativa al “Camino Inca”.
Las reservas se hacen desde http://www.machupicchu.gob.pe/
Para volar, siempre buscamos en varias webs que comparan vuelos entre varias compañías y escogemos al mejor postor. Una buena técnica, es no hacer coincidir las idas y vueltas con viernes y domingos. Siempre que encontramos una buena oferta, la contrastamos con la web específica del operador, y en ocasiones encontramos el vuelo al mismo precio pero sin la comisión que se lleva la web rastreadora de vuelos.
Para los vuelos internacionales hemos utilizado http://www.travel2be.com/ aunque hay muchas mas como http://www.jetcost.es/ –  http://www.rumbo.es/ –  http://www.edreams.es  – http://www.skyscanner.es/ etc.
Para los vuelos nacionales en Perú hemos utilizado http://www.airline-direct.es/ y http://tix.es/
Cuidado con las tasas para turistas, hay veces que no están incluidas y son caras.

CUANDO VIAJAR
Buscando información en Internet, vimos que la mejor época para ir a Perú, es en su época seca, el invierno peruano, que va desde Junio hasta Octubre.
Nosotros hemos viajado en Junio (desde el 7 hasta el 25 de Junio), y una de las cosas que me hubiese gustado, es retrasar todo el viaje una semana, pues el 24 de Junio, terminan las fiestas de Cusco, y merece mucho la pena poder ver sus preparativos y desfiles que comienzan dos semanas antes del 24 de Junio. Si repitiese el viaje no dudaría hacer coincidir el 24 con mi estancia en Cusco, pues en ésta ocasión, en esa fecha nos encontrábamos en el lago Titi Kaka.

¿QUÉ LLEVAR?
Lo que si os puedo decir, es que Perú tiene un clima muy variado. En un solo día de caminata hemos estado rodeado de nieve, mientras caía granizo a temperaturas bajo cero, y esa misma tarde, nos hemos adentrado en plena selva tropical, con un sol abrasador, donde el protector solar (allí le llaman bloqueador) se hace indispensable.
Por tanto, hay que llevar de todo, pero teniendo en cuenta el peso del equipaje.
Es habitual encontrar lavanderías en las zonas turísticas, donde podrás lavar tu ropa por unos pocos soles (de 3 a 5 soles el Kg) por lo que no debes llevar demasiada ropa, pues podrás lavarla.
En definitiva, esto es lo que nosotros hemos llevado:
· Botas de montaña.
· Zapatillas de deporte.
· Chanclas.
· Camisetas.
· Dos pares de pantalones.
· Mallas elásticas.
· Bañador.
· Neceser.
· Botiquín.
· Toalla bayeta pequeña (del Decathlon).
· Protector solar.
· Gorro.
· Gafas de sol.
· Bastones de trecking.
· Saco de dormir.
· 5 pares de calcetines.
· 5 calzoncillos.
· Chaqueta cortavientos.
· Pinzas (de colgar la ropa) y un cordel.
· Navajas multiusos
· Linterna
· Cargadores de cámaras de fotos y móvil.
· Sudadera.
· Guía de Perú.
· Documentación.
· Protector labial.
· Dinero.
· Seguro de viaje.
· Chubasquero.
· Mochila pequeña para trecking.

Para planificar el equipaje hicimos caso a varios blogs que hablaban de la teoría de las tres capas:
–          Camiseta de poliéster (o polipeste).
–          Sudadera o forro polar para una capa de abrigo.
–          Chaqueta de abrigo y corta vientos.
Con la combinación de éstas tres capas, nos podemos adecuar a casi cualquier clima que nos encontremos (Con ayuda del chubasquero en caso de lluvia).

¿Qué eché de menos?
Que alguna de las camisetas hubiese sido de manga larga (para las zonas de selva).
Guantes. Sólo los usé en un par de ocasiones, pero no los llevé, sino que los compré allí mismo, a una de las tantas mujeres que se acercaban a vendernos los gorritos y guantes que ellas mismas tejían con lana de alpaca.

A continuación, paso a detallaros algunos consejos sobre algunos puntos del equipaje.
  • Botas de montaña: Llévate unas buenas botas de montaña, duras y cómodas, sobre todo si pensáis hacer alguna de las caminatas que os ofrecerán. Esto es muy importante, nos hemos encontrado con gente llorando de dolor por las ampollas de sus pies y a otros con las suelas despegadas a los que se les ha estropeado el viaje por no llevar un buen calzado. Por favor, ni se os ocurra llevar las botas a estrenar. Las botas deben llevar algunas caminatas para que se adapten a la forma de tu pie.
  • Neceser: Pues tienes que echar lo elemental para tu aseo personal y añadir “Fungosol” para proteger los pies y toallitas higiénicas, por si es necesario hacer un lavado ‘checo’ 🙂
  • Botiquín:

o   Una rodillera para afrontar las duras bajadas no te vendrá mal.

o   Vendas
o   Anti-inflamatorios (Crema y pastillas)
o   Protector de estómago
o   Repelente de mosquitos tipo Relec para zonas tropicales
o   Pastillas astringentes tipo Fortasec
o   Laxante
o   Antibióticos
o   Tiritas
o   Aután o similar para las picaduras
  • Guia de Perú: Nosotros hemos usado la ‘Lonely Planet’. Es una guía que nos gusta bastante. Es importante utilizar alguna guía, pues en muchos casos evitas contratar guías locales que en la mayor parte de los monumentos no son necesarios, pues se trata de un país con poca historia y en ocasiones basan sus explicaciones en supuestos e invenciones. Creedme, he llegado a oír a un guía local decirle al grupo de turistas “Diganme si no tendrían que tener estos Incas conocimientos matemáticos, fijensé en la perfección de la cuadratura de la circunferencia de la piedra” O_O
  • Dinero: No piensen en Perú como un país muy muy económico. Si lo es la comida y el transporte, pero otras cosas son igual o más caras que en España (ropa, alcohol, excursiones….). En nuestro caso, hemos llevado dinero en efectivo. En el aeropuerto puedes cambiar de euros a soles, pero es más caro que en otros sitios. Con unos 50€ al principio, tendrás más que suficiente para los primeros taxis y tomar algo en algún restaurante. El resto de efectivo lo hemos ido cambiando en las innumerables casas de cambio que te puedes encontrar en los lugares turísticos. Hay que preguntar siempre en varias y comparar para buscar la mejor oferta. Con dólares puedes pagar en cualquier lugar, pero los euros…. No los quiere nadie. En cuanto a la cantidad de dinero…. pues depende de cada uno. Nosotros hemos gastado unos 160 Soles al día en comer y dormir (entre los dos). No obstante tampoco hay que pasarse llevando encima demasiado efectivo, pues puedes llevar la visa y si el efectivo va menguando, podrás usarla para pagar en tiendas y restaurantes pues como sabéis, visa siempre te da un buen cambio en compras. Regateo: Todos los precios en Perú son NEGOCIABLES. Hay que ser hábil en esto para conseguir que te engañen lo menos posible. Al fin y al cabo, para muchos, no eres más que un ‘Gringo’ más con cara de ‘$’.
  • Seguro de viaje: Como solemos hacer un tipo de turismo ‘por cuenta propia’ y además hacemos actividades y deportes que podemos llamar ‘de riesgo’ hemos contratado un seguro anual que cubre accidentes, retrasos en vuelos, perdida de maletas, robos, enfermedades, indemnización por no poder hacer una actividad por los problemas anteriores, etc. Particularmente, nosotros contratamos el seguro en http://www.intermundial.es/ .
  • Chubasquero: Aunque viajamos en temporada seca, hay que tener en cuenta que pasaremos por zonas tropicales y que una trompa de agua nos puede caer en cualquier momento. Nosotros compramos unos chubasqueros estilo poncho en el Decathlon por unos 6€ que en caso de lluvia te lo pones encima de todo (mochila incluida). Y doy fe, funcionan muy bien. Con el modelo básico es suficiente.

OTROS CONSEJOS
COMO COLOCAR LA MOCHILA

Los objetos más pesados deber ir colocados abajo y lo más pegados a la espalda posible.

El equipaje debe ir separado en distintas bolsas de plástico (por un lado camisetas, por otro pantalones, por otro ropa interior, la ropa sucia en otra….
Recomiendo llevar bolsas herméticas y meter en ellas aquellos objetos delicados (linternas y objetos que se puedan estropear con la humedad) y aquellos productos líquidos o que se puedan salir de su envase (gel, crema de dientes…). También son útiles para guardar ropa mojada que en un momento dado no puedas secar para evitar mojar el resto de equipaje.

CÁMARA DE FOTOS 
Como amante de la fotografía me costó mucho decidirme por el material que iba a transportar.  En éste caso, aunque me gusta mucho la fotografía de detalle, me decanté por el Tamron 17-50, y muy a mi pesar, deseché el trípode y los flashes, pues en un trecking, el peso es muy importante, y no es recomendable transportar más del 10% de tu peso, y llevar el trípode y algunos objetivos más, limita mucho la capacidad de transportar otras cosas que son indispensables. Así que, como lo que más iba a fotografiar son paisajes, el Tamron me ha venido muy bien, en casi todos los casos.

Deja un comentario